martes, 2 de septiembre de 2008

Un ninja corto de medidas


Naruto: Ninja Destiny para Ds es un juego que entra por la vista. Ver un beat'm up que luzca tan bien en la pequeña de Nintendo no ocurre todos los días. Sorprende la fluidez con la que se mueven los personajes y la riqueza de los entornos, todo aderezado con un cell shading más que convincente a tenor de las capacidades gráficas de la portátil. Sin embargo Ninja Destiny, conocido en el país nipón como Naruto: Shinobi Retsuden, presenta un grave problema que actualmente, en una era en la que el videojuego de larga duración se valora todavía más que antes, lo hunde claramente en la mediocridad más absoluta. Sí, Ninja Destiny es un juego corto, tanto que su modo historia se puede completar en apenas una hora de juego. Su punto de partida, el combate entre Naruto y Neji relativo a la prueba final del examen de ascenso a Chuunin, hubiera podido dar bastante más de sí (llevar el proyecto hasta Shipuden, vaya) pero no. Este modo, que obviamente aparece como la opción estrella del juego, cuenta con unos 15 combates y finaliza con la confirmación de Tsunade como quinto maestro Hokage. Además, al desarrollo no se le pueden sacar virtudes puesto que la narración, si es que la hay, tan sólo la gestionan los escuetos diálogos entre personajes que preceden cada lucha del juego.

Por lo demás, un simple modo batalla para un jugador, un modo multijugador que requiere dos cartuchos para su uso y disfrute y un pretendido modo online que no aparece por lado alguno. El número de personajes seleccionables no pasa del aprobado justo, y el sistema de lucha inicialmente apunta maneras, con el uso de objetos especiales a medio combate, pero pronto cae en la repetición de unos combos que no dan más de sí. Lo que, por suerte, sí destaca son los ataques especiales. Ahí están el chidori de Sasuke, el Rasengan de Naruto o el sarcófago de arena de Gaara con bella escenita como telón de fondo. Una vez visualizados todos, pocos alicientes le quedan a un juego de Ds que sorprendetemente no falla en el aspecto técnico, sino en todo lo demás.

Una pena porque podría haber sido algo decente de verdad. Tendré que recurrir a Ultimate Ninja Heroes de PSP para reconciliarme con la saga de Kishimoto a nivel videojueguil.

1 comentario:

MyWoldPlus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.