jueves, 2 de octubre de 2008

Nuevo episodio de hipocresía recalcitrante


Que las tres compañías que lideran el panorama mediático del píxel aprovechan para fardar de estadísticas y numeritos (falsos?) cada vez que pueden es una realidad a todas luces. Y ahora que Nintendo parece haber retomado con solvencia la hegemonía en la era "post Sony", los comentarios más eufóricos generalmente provienen de la fábrica de dulces-Nintendo, con el más que adinerado Yamauchi, cómo no, al frente del Titanic. Palabras huecas como "los hards también encontrarán su lugar en Wii" o "tenemos en mente una nueva franquicia" aparecen frecuentemente en los medios de comunicación para, unos días después, desilusionar al nintendero de la vieja escuela que, supongo, espera que algún día su consola despegue en términos no económicos.

De todas formas, y aunque parezca más muerta que nunca, Sony todavía sigue ahí, conservando parte de aquel espíritu triunfador que la llevó a arrasar durante dos generaciones bien lóngevas y productivas. El problema es que esa época triunfal ha terminado, pero de vez en cuando alguno de sus dirigentes parece no tenerlo muy claro.
Lo digo porque al bueno de Jack Tretton le ha dado por soltar que "las ventas de Playstation 3 están superando las previsiones de la compañía"(risas enlatadas). A no ser que Sony haya asumido gentilmente su nuevo rol de tercerona en la industria, que no se lo cree ni ella, estamos delante de un nuevo y denunciable caso de embuste. Lo peor del asunto es que Tretton, no contento con lucirse con su comentario sobre PS3, ha dejado caer que "PSP también ha superado estas previsiones". La estrategia corporativa puede haber fallado, pero comentarios como estos no hacen más que engrosar el odio que despierta esta compañía en según que núcleos.

La realidad es que Sony de momento se ha equivocado en esta generación, y digo de momento porque estoy seguro de que esta máquina guarda un gran potencial en sus entrañas. Otra cosa es que su explotación sólo esté al alcance de unos pocos, que también puede ser. Sin embargo, actualmente ni sus números de ventas cosechados son los que esperaba con PS3, ni PSP ha podido hacerle sombra a DS en ningún momento (únicamente en Japón y gracias a la fiebre Monster Hunter).

Así que, ya sean de Sony, Nintendo o Microsoft, ruego a estos señores que cuiden más sus palabras porque hay cosas que hasta un servidor, más bien inocentón, no se traga de buenas a primeras.

2 comentarios:

MkN dijo...

La manipulación de datos no es nueva, ni los errores en el mundo del videojuego. La mala gestión económica y el escaso éxito de una consola como fué Dreamcast, llevó a Sega a dedicarse en exclusiva al desarrollo de videojuegos. No me xtrañaría que SONY terminara igual algún dia, almenos en este aspecto. La PSP nunca ha sido ni será rival para Nintendo DS y en lo que respecta a PS3, ¿pues que quieres que te diga? Pasa como con la PS2 pero más cara: PS2 traía un lector de DVD (que era super novedoso pero que con el tiempo se ha visto que era un cagarro) apoyado por un catálogo de espanto. Ahora, PS3 llega con el Blu Ray y un catálogo de juegos mediocre que no compensa pagar 500 euros por "el ladrillazo negro".
Mientras, XBOX 360 va haciendo la suya, con un catálogo que ya era bueno de por sí y que va mejorando día a día. En españa no tendrá muchas ventas, pero vaticino que no tardará mucho en aumentar esta cifra. Microsoft se ha puesto las pilas... el señor Tretton, se ha puesto las mallas.

Ryu_gon dijo...

Sí, sí, estoy muy deacuerdo con lo que has expuesto. No obstante, creo que Sony nunca tendrá los problemas de Sega por la sencilla razón de que es una multinacional con todas las de la ley. Las consolas es "otro" de los sectores en los que opera, y en general atesora unos beneficios que no ha visto la compañía de "Service Games" en su vida.

PD: Encantado de verte por aquí!

Saludos!