martes, 2 de diciembre de 2008

Consecuencias del fenómeno GTA

Ayer pude ver la película Casi 300, parodia de la más que notable adaptación al cine del cómic de Frank Miller sobre la batalla que enfrentó a espartanos y persas en las Termópilas. El film pasa a engrosar esta lista de putrefactas "movies" que están apareciendo a diestro y siniestro, aunque debo reconocer que ésta, particularmente, cuenta con buenos momentos. Sin lugar a dudas, uno de los que más me gustó fue este que les dejo en forma de video. El espartanto Leónidas, dolido por la muerte de su amigo, experimenta una transformacion que lo lleva a encarnar por unos momentos al Carl Johnson de San Andreas. Con esto y con la parodia que ya pudimos ver en The Simpsons la película con GTA: Walrus, la saga de Rockstar demuestra una vez más porque actualmente es el producto con más fuerza dentro de la industria del entretenimiento.

2 comentarios:

MkN dijo...

Yo juego al GTA IV y me entran ganas de todo menos de parodiarlo. es tan profundo (el más profundo de la saga) que solo se me ocurren elogios y bellas palabras para dedicarle. Lo que se haga en películas o se diga en publicaciones neofachas y de mente cerrada desde tiempos arcaicos me la repanpinfla, más que nada porque todos sabemos reconocer una obra maestra cuando la vemos. Y cuando esta obra maestra proviene del mundo del videojuego, al que estos "cavernícolas" tanto han criticado, no saben hacer otra cosa más que ponerse aún más a la defensiva porque ven como sus argumentos se desmoronan ante un guión digno del nuevo cine negro de gangsters.

GTA IV es el Dios de los videojuegos, y nosotros somos Niko Bellic situado en este gran Liberty City llamado tierra.

Ryu_gon dijo...

No creo que lo que hace Casi 300 sea una crítica al universo GTA. Precisamente, la parodia demuestra ser una declaración de amor al juego. Y, si no, fíjese en el mensaje final lanzado por el "gordo" de Borat. "No a los juegos violentos"...está claro que la ironía flota en el ambiente.

Por lo demás, cada vez me están entrando más ganas de echarle el guante a la cuarta entrega de la saga.

PD: A ver si me pongo las pilas, que tengo el blog abandonado.

Saludos!