lunes, 28 de julio de 2008

Algunas reflexiones post E3


Desde que el E3 perdiera su carácter mediático hace tan sólo dos años, con gran afluencia de público, medios y la presencia de las siempre picantes "babes" de la feria, su popularidad ha caído en picado. Tanto que algunos ya vaticinan su extinción en los próximos años para romper la bipolaridad vigente entre la feria de Los Ángeles y el Tokyo Game Show. Veremos cómo avanza la cosa.

Volviendo al presente, o al pasado más inmediato, debo decir que este E3 me ha parecido bastante flojo en general. Lo que se hizo más palpable en las tres conferencias de Microsoft, Sony y Nintendo es que la industria se dirige a una pluralidad inevitable que comportará un saqueo continuo entre las compañías. En otras palabras, el mimetismo de Sony en la implantación de un sensor de movimiento para su Sixaxis dos años atrás no fue más que el preludio de lo que se avecina. Empezando por Microsoft, está claro que la compañía ameriacana todavía hoy representa al usuario más hardcore, pero en un futuro esta faceta puede ponerse seriamente en duda. Ya intentaron sutilmente cambiar esta visión con un lanzamiento en principio dirigido al público infantil, Viva Piñata, que después resultó ser un buen juego de estrategia para todas las edades, y con Scene It, una suerte clónica de Buzz Hollywood que venía con pulsadores de serie. Pero parece que estas intentonas no se quedarán en simples excepciones. La revolución ahora tendrá lugar en el Live, donde Microsoft "tomará prestado" el concepto de los Miis de Nintendo para abrirse fallidamente al mercado casual. Objetivo que quiere consumar con el anuncio de dos títulos que sorprenden en el grueso del catálogo de la blanca, Lips y You're in the movies, un bastardo Singstar y, en buenas palabras, un homólogo de Eye Toy enfocado rudamente al cine.

Si el caso de Microsoft es escandaloso, no lo es para menos el de Sony. No contenta con cunplir 0 en novedades, sólo God of War 3 y era muy previsible, parece que no encuentra su lugar en esta generación. A la reciente copiada del sistema de logros de la 360 con el camuflado nombre de "Triunfos" se continúa alimentando la burbuja del famoso Home, la utopía inalcanzable o la historia interminable hecha promesa (sin fecha de salida). No obstante, sigo pensando que Little Big Planet apunta muy alto, lo que no sé es si lo suficiente como para salvar los muebles de la plataforma.

Nintendo, por otro lado, por esas de que juega en otra liga (Falso!), hará lo que ha hecho hasta ahora, enriquecerse a bajo coste y convertirse en el espejo ideal para Sony y Microsoft. Porque, no nos engañenoms, Nintendo es la que tiene la sartén por el mango en esta generación, y no digo que no se lo merezca porque ha sido visionaria y ha adoptado una línea que está funcionando a las mil maravillas, pero eso no es excusa para llevar a cabo una conferencia tan y tan pobre. Sin noticias de Zelda, de un nuevo Mario, Pikmin 3 o Kid Icarius, nada que no hayamos visto hasta ahora pero eso que siempre gusta al nintendero de pro, entestado en defender la vertiente hardcore de su consola. Las novedades más significativas, el nuevo Animal Crossing, que mucho tendrá que mejorar para superar la versión de DS, Wii Music, otra encerrona de Nintendo en forma de título musical, y finalmente Wii Motion Plus, vendido como una revolución cuando es lo que tendría que haber sido el Wiimote desde un inicio. Ah, sí, y también comentar los sorprendentes anuncios de GTA en Ds y el port de Dead Rising para Wii (con sangre amarilla?).

Lo dicho, un E3 bastante desastroso a nivel de compañías, no tanto en lo que a juegos se refiere. El anuncio de FFXIII para 360 supone un durísimo golpe a Sony, que pierde así la exclusividad de una saga que, salvo Spin Off's de baja estofa, le había pertenecido desde 1997, con el lanzamiento de su fascinante FFVII. La inmensidad de Fallout 3, que seguramente lo catapultará a juego del año, el Cooperativo de Resident Evil 5, la buena pinta de Sonic Unleashed y la confirmación de que Street Fighter volverá a ser grande son algunos de los detalles con los que me quedo de una feria, desde ya, sumida en la decadencia.

1 comentario:

Alvy Singer dijo...

Los videojuegos ya son una parte más del Comic-Con el evento más importante de estos días y la industria del hype ha encontrado otros medio (¡transmedia, parafreseando a mi maestro transpop!)para autopromocionarse. El seguimiento online del E3, las conferencias....Han decaído frente al espionaje industrial, los grandes lanzamientos. En tiempos de crisis GTA IV .... o The Dark Knight.

Un saludacorl.