sábado, 27 de octubre de 2007

El balón ya no tiene dueño

Hace sólo tres días que Pro Evolution Soccer 2008 salió a la venta, pero el debate futbolístico que tantas ampollas levanta durante esta época del año parece estar ya cerrado. No hay ganador ni lo habrá, porque en las quinielas nadie apuesta por los perdedores. Me refiero a FIFA 2008 y sobre todo al título de Konami, que esta temporada merece quedarse en las gradas y no pisar el césped de ninguna consola.

Los gamers somos críticos pero en el fondo gente de bien. Basta que nos enseñen cuatro imágenes de Cristiano Ronaldo haciendo filigranas en el nuevo PES o un video de Robinho bailando la samba en las espectaculares celebraciones del FIFA next gen para engatusarnos. El hype ya suele jugarnos malas pasadas, y más a los amantes del deporte rey, pero parece que no aprendemos la lección. La temporada 2007-2008 estaba llamada a situar los juegos de fútbol a un nivel de realismo y diversión jamás visto, que hiciera justicia a la etiqueta next gen que tanto nos gusta poner en los primerizos experimentos de cada generación. Nada más lejos de la realidad, el invento ha resultado ser nefasto porque FIFA ha mejorado, pero no lo suficiente, y Pro Evolution cada año envejece peor, tanto que su corona empieza a ser un débil recuerdo del pasado.

En primer lugar, hay que decir que EA sí ha hecho los deberes y estamos ante el mejor FIFA hecho jamás, mejor incluso que el del año 98, aclamado por todos los fans de la serie. Buenos gráficos, una física del balón optimizada e independiente de los jugadores, una I.A de los rivales muy trabajada y un tempo de simulación total son sus credenciales. Tenemos bastante? no para un servidor. Pese a experimentar un gran salto de calidad en el terreno jugable, FIFA continua adoleciendo de un mal mayor, la poca diversión que transmite al jugarlo. Por primera vez FIFA es un juego profundo, en el que predomina el centro del campo y en el que marcar es un auténtico reto, hasta en los niveles de dificultad más bajos. Los chicos de Electronic Arts, hartos de escuchar que en el FIFA se "golea" en cada partido han optado por la vía fácil, que no se marque nunca. Muchos dirán que no, que tienes que aprender a jugarlo, no lo niego, pero mi experiencia con el juego me dice que de 20 disparos claros a puerta puedes marcar cinco y con mucha suerte. Además, los regalitos made in FIFA, esto es, porteros que salen incomprensiblemente a buscar setas a medio partido, redes metalizadas, intuitividad nula sobre el control del jugador y el poco dinamismo siguen vigentes en esta entrega. Ah sí, se me olvidaba comentar que el juego cuenta con las tropecientas ligas y los jugadores reales de siempre, eso de lo que EA se pavonea año tras año e incluye de forma descarada en la carátula del juego. Sea como sea y visto lo visto, FIFA este año no es una mala opción, sobre todo si eres un jugador paciente y con ganas de afrontar muchos momentos soporíferos a cambio de pequeños destellos de grandeza. Van por el buen camino.

Ahora es el turno de Konami, también conocida como la eterna promesa. PS3 parecía un reclamo demasiado grande como para hacer una chapuza del calibre de este PES 2008, pero la autocomplacencia hace tiempo que regna en los estudios japoneses. De hecho, tanta verguenza da el juego que hasta el mismo Shingo "Seabass" Takatsuka se ha disculpado por el resultado final del producto. Está claro que Konami no ha sabido adaptar el juego a la nueva generación porque, como ya demostró el año pasado en la versión de xbox 360, su primera incursión en la next gen, no sólo palidece a nivel gráfico respecto a su máximo competidor, sino que presenta bugs y fallos de realización típicos de un juego aún por terminar. El hype generado por esta entrega estaba siendo el más alto de los últimos años hasta que Konami decidió colgar la demo en el bazar de Xbox Live. Desde esta magnífica plataforma online, muchos pudimos comprovar cómo Konami no solamente ha empeorado lo conseguido en PS2, con un movimiento del balón más pesado de lo normal y carente del realismo de siempre, sino que ha dinamitado el ritmo de juego para convertir el, hasta hora, simulador por excelencia en un semi-arcade, en el que únicamente importa el individualismo de los cracks/gacelas. En este caso, pues, no podemos decir ni "es lo mismo de siempre", ya que realmente las versiones de PS2 le superan en gran medida.




Estamos a finales de octubre y así están las cosas. Tendremos que llamar a Marko, aquel viejo amigo de Game Gear y Mega Drive que utilizaba un balón de fútbol para derribar a sus enemigos, por tal que invente una fórmula mágica para los nuevos simuladores de fútbol. Aunque bien mirado, lo mejor sería que Marko aturdiera las cabezas de los desarrolladores a pelotazos, a ver si, de esta forma, se llenan de balón y consiguen dar en el clavo.

Volviendo a la realidad, otro año más en blanco.

3 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Pues mira ninguna de las demos me ha convencido pero habrá que ver la versión definitiva, aunque el recorte de nota a Konami me parece bien pero no por ello la sobrevaloración de EA que aún tiene que superarse.

PD: Vaya santa mierda presencié anoche. Una cosa horrorosa. Sí, La novia cadáver de Tim Burton además de ser otro enésimo mal plagio de Edward Gorey, demuestra que Burton o adapta de una vez a Gorey oficialmente o deja de tomarme el pelo. Previsible desde el minuto 1, repetetitiva hasta lo inhumano. Detesto las películas de una sola idea.

Ryu_gon dijo...

Está claro que no hay que sobrevalorar el juego de EA porque esta compañía no sabe ni los millones que tiene y no era tan difícil mejorar lo que han hecho hasta ahora.

PD: Te he dejado un comentario en el blog sobre la novia. Veo que tu amor por Burton va in crescendo.

Gas Snake dijo...

Soy Proero.
Y lo digo así de claro y cutre. Y como buen Proero que soy, tengo esa fe ciega que sólo tenemos los Proeros. Y mi fe ciega de Proero me dice que a PES (NextGen) le hace falta rodaje... Vamos, que creo que en un par de años volverá a su trono... Y que FIFA, para no perder las buenas costumbres, volverá a caer (a EA le encanta subir y bajar, y si no, mire NBA Live o Need For Speed; ¡qué cachondos ellos!).

¡Un saludo!