jueves, 2 de abril de 2009

La muerte contraataca


La propuesta de Death VS Monstars es ágil y clara. Partiendo de la fórmula vista en grandes piezas como Smash TV o Geometry Wars, aquella maravilla concebida originalmente como un minijuego de Project Gotham Racing 2, el juego nos ofrece diversión pura e instantánea (y de forma totalmente gratuita, que en estos tiempos de crisis nunca está de más). Tal y como su nombre indica, Death VS Monstars nos pone al mando de la muerte que, encarnada en una triste calavera, tendrá que ir eliminando todo bicho viviente que aparezca en pantalla (y no serán pocos, avisados están). El clásico aumento de ráfagas, como pueden maginar, será más que vital para ir limpiando los niveles.

Una paleta de colores sorprendentemente cálida para la ocasión y una música que nada tiene que envidiar a los temas más cansinos del retro redondean esta fugaz pero adictiva composición.

6 comentarios:

Ubeinn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ubeinn dijo...

Veo que Kongregate te ha gustado :D no dejes de probar Kongai, una especie de juego de cartas y estrategia de la página, es una mezcla muy interesante.

EDIT: me he cargado el comentario anterior porque no había marcado seguir respuestas >_<

Ryu_gon dijo...

Sí, no está nada mal. Cataré este Kongai a ver qué tal, pero ya sabes que no soy muy amante de las cartas, y menos de la estrategia.

Ricard dijo...

Un apunte. Geometry Wars ya aparecía como minijuego en Project Gotham Racing 2. Gráficamente era mucho más simple y menos espectacular que la versión que sacaron para Xbox Live subtitulada como Retro Evolved, pero el juego era el mismo. En el garaje de coches de PGR2 había una máquina recreativa a la que podías jugar a esto:
http://www.youtube.com/watch?v=tSB7ysdyneI

Ryu_gon dijo...

Muy cierto, Ricard. Cuando lo escribía me sobrevino esta duda, pero al final lo dejé así.

Gracias, ahora lo cambio.

PD: Sigue pendiente el capítulo del GOW 2 en locura!

Alvy Singer dijo...

Hostias. BUENÍSIMO. En cuanto pueda te enlazo. Mil Gracias, Gon.